CAMPELLO NORTE

Opinión 2.0 de El Campello

"Ponemos a su disposición esta sección para que puedan disponer de un espacio donde publicar sus opiniones, propuestas o sugerencias sobre cualquier tema de actualidad , histórico, profesional , gastronómico, etc .…., con los únicos limitos que los expuestos en el Art. 20 de la Constitución Española de 1978"


CAMPELLO NORTE

CAMPELLO NORTE Articulo enviado por: EDUARDO SEVA ROMÁN , Doctor en Ciencias Biológicas

Este resúmen dará idea de lo que ha sido el interés de los diferentes gobiernos de la ciudad por estos cuatro barrios, seguramente con el agravante de considerar a sus gentes ciudadanos privilegiados sin saber muy bien el motivo de este pensamiento.

Bueno, se trata de una línea de pensamiento, incluso algunos expertos en la sociología de masas le dan categoría de teoría, el llamado desistimiento al que gobierna o desistimiento al mando. Y a la inversa. Explicamos en qué consiste.

 

A gran escala, a la escala de los países se ve muy claro, sobre todo en aquellos sometidos a regímenes autoritarios, las dictaduras o simplemente autarquías con cierto sometimiento del pueblo a la autoridad instalada. Ejemplos evidentes son los países del Maghreb, cierta continuidad por los países del Oriente próximo y medio y algunos del área centroamericana incluyendo Cuba. Se caracteriza por un descuido total del orden en lo urbano, en la higiene colectiva, los servicios de limpieza y la contaminación; y el origen hay que encontrarlo en la conciencia colectiva de la ciudadanía, que no consideran como suyo propio el territorio que ocupan, adjudicando la pertenencia al dictador y, por lo tanto, libres de las tareas del cuidado de su propio entorno. El corolario también se cumple y así, el dictador no mira a la ciudadanía como iguales, sintiendo que él ha sido elegido por ellos para llevar adelante ese país, sino que el aprovechamiento que ha de sacar del esfuerzo de sus habitantes ha de ser máximo y en su propio provecho. De esta manera vemos las calles de estos pueblos inundadas de detritos y basura en general, heterogeneidad sin cánones en la edificación, carencias en los servicios públicos, sin apenas zonas verdes ni de esparcimiento, débiles en la sanidad, en la educación y en la igualdad.

 

En la pequeña escala se repite este modelo y así, en el gradiente que va desde el centro neurálgico del poder en las ciudades hasta los barrios periféricos en los que habita la clase social de menos recursos, este factor de deterioro medioambiental, higiénico, educativo, sanitario y social va en aumento. Se podría decir que esta dejadez es directamente proporcional a la distancia al centro de mando.

 

Desde el punto de vista del mando, esa distancia a la periferia justifica la menor dotación de servicios y de infraestructura y son estos dos factores los que se retroalimentan para aumentar la distancia ideológica de los dos puntos de decisión, el de los vecinos y el del mando, sea cual sea la ideología de los mismos.

 

Los barrios de Lanuza, Poblet, Coveta Fumá y Amerador son núcleos de población que componen parte del censo electoral de la población de El Campello, con los mismos derechos y deberes que el resto de la ciudadanía. Sin embargo, la dotación de servicios no llega a alcanzar los mínimos requeridos en un buen número de parámetros estándar. Trato brevemente sin apenas comentarios muchas de estas carencias debidas a este fenómeno de desistimiento, en este caso por el que gobierna:


 

  1. Dificultad en los accesos a estos barrios, conexión difícil de los mismos al centro comercial de la población.
  1. Estado lamentable del firme en un porcentaje alto de los viales que componen la trama urbanística de estos asentamientos.
  2. Ausencia de ambulatorios o centros sanitarios, farmacias, puestos de socorro,...
  3. Ausencia de aceras o vanos para el recorrido seguro de los peatones, aun cuando se cobra la tasa por vados en el caso de vehículos en su paso  hacia el interior de las viviendas.
  4. Ausencia total de mobiliario urbano, excepto iluminación.
  5. Olvido de las pocas instalaciones de ocio e infantiles, falta de mantenimiento y limpieza (parques).
  6. Limitaciones en la distribución del servicio universal de correos.
  7. Ausencia de instalaciones deportivas municipales.
  8. Ausencia de biblioteca, lugares de estudio, servicios culturales y religiosos.
  9. Carencia de servicios de vigilancia en playas y bajo nivel de vigilancia en calles.
  10. Olores constantes procedentes de la planta de tratamiento de RSU sin implantar las medidas adecuadas para evitarlo.
  11. Mínima y anticuada dotación de la cartelería indicadora en el territorio y señalética en general.
  12. No existe red de alcantarillado que conecte estas zonas con la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Mutxamel.
  13. Las fiestas regladas del pueblo se ciñen exclusivamente al centro social y comercial del mismo, dejando a la iniciativa particular cualquier atisbo de festejo o verbena para esta población de más de 2.000 habitantes.
  14. No existe lugar, salón, local de reunión, de carácter municipal para asociaciones de vecinos, tercera edad, etc,...

 

Podría seguir con cuatro o diez puntos más pero este resúmen dará idea de lo que ha sido el interés de los diferentes gobiernos de la ciudad por estos cuatro barrios, seguramente con el agravante de considerar a sus gentes ciudadanos privilegiados sin saber muy bien el motivo de este pensamiento. El desistimiento en ambos sentidos de estos barrios es una realidad que pervive ya cerca de sesenta años en El Campello. Y no vemos un horizonte con luz.

 

 


1