COMIENZA EN EL CAMPELLO LA CAMPAÑA CONTRA LA PROCESIONARIA DE LOS PINOS DE PARQUES Y COLEGIOS, CON UN TRATAMIENTO FITOSANITARIO DEL ARBOLADO COMIENZA EN EL CAMPELLO LA CAMPAÑA CONTRA LA PROCESIONARIA DE LOS PINOS DE PARQUES Y COLEGIOS, CON UN TRATAMIENTO FITOSANITARIO DEL ARBOLADO

COMIENZA EN EL CAMPELLO LA CAMPAÑA CONTRA LA PROCESIONARIA DE LOS PINOS DE PARQUES Y COLEGIOS, CON UN TRATAMIENTO FITOSANITARIO DEL ARBOLADO

Viernes 23 de Octubre del 2020
Versión en PDF


 

La Concejalía de Salud Pública que dirige Rafael Galvañ (PP), ha iniciado la campaña de tratamientos especiales contra la procesionaria del pino en parques y centros educativos, mediante la técnica de endoterapia vegetal, método alternativo de tratamiento fitosanitario del arbolado urbano de bajo impacto ambiental. El sistema consiste en la inyección en el tronco de producto biológico, que impide la creación de bolsas de procesionaria.  El plan de lucha finalizará a últimos de invierno realizando conjuntamente tratamientos de pulverización y retirada de bolsones. Lokímica es la empresa que se encarga del operativo.

 

El plan de acción contra la procesionaria que se lleva a cabo en el municipio consiste en tres actuaciones dirigidas a combatir esta plaga en los diferentes estadios del insecto durante todo el año. En los meses de verano se realiza el trampeo con feromonas con el objetivo de evitar el apareamiento del insecto es su estadio de mariposa, procediendo a capturar estos ejemplares para reducir los niveles de futuras puestas.

 

En el otoño-invierno se realizan tratamientos de pulverización que buscan evitar que la Procesionaria alcance su fase adulta y reducir el daño que provocan en el arbolado y el impacto sobre la población.

 

Cabe recordar que la procesionaria, en su fase de oruga, es altamente tóxica para animales y personas. “Para el Ayuntamiento es una prioridad combatirla y por eso se toman medidas proactivas que buscan erradicar el problema con antelación”, señala Rafa Galvañ.

 

La principal problemática viene de las fincas de particulares que no actúan contra esta plaga. Así, las bolsas de procesionaria proliferan en jardines privados, en los que el Ayuntamiento no puede actuar, y se convierten en focos de expansión.

 

El Ayuntamiento recuerda que es obligación de los propietarios mantener el arbolado en buen estado, así como realizar los tratamientos necesarios para mantener los terrenos y su masa vegetal en condiciones de evitar riesgos de plagas.

 

 


Fotografías del artículo