PODEMOS EL CAMPELLO EXIGE CONVOCAR EL CONSEJO DE CENTRO Y LA COMISIÓN PERMANENTE DEL CENTRO SOCIAL PARA SOLUCIONAR EL PROBLEMA CREADO POR LA CONCEJALA DE SERVICIOS SOCIALES PODEMOS EL CAMPELLO EXIGE CONVOCAR EL CONSEJO DE CENTRO Y LA COMISIÓN PERMANENTE DEL CENTRO SOCIAL PARA SOLUCIONAR EL PROBLEMA CREADO POR LA CONCEJALA DE SERVICIOS SOCIALES

PODEMOS EL CAMPELLO EXIGE CONVOCAR EL CONSEJO DE CENTRO Y LA COMISIÓN PERMANENTE DEL CENTRO SOCIAL PARA SOLUCIONAR EL PROBLEMA CREADO POR LA CONCEJALA DE SERVICIOS SOCIALES

Miercoles 09 de Septiembre del 2020
Versión en PDF
Nos encontramos con un centro social, en el que se impone un criterio único de utilización de las instalaciones, sin tener en cuenta a las asociaciones que tanto hacen día a día por aquellas personas que más lo necesitan.

Desde que empezó la legislatura, las quejas de las asociaciones han sido continuas. Se han ido produciendo cambios en el centro social, que en ningún momento han sido debatidos, presentados o explicados ni a las asociaciones, ni a los grupos políticos municipales, algo que podría rozar la ilegalidad si nos ceñimos al reglamento orgánico del centro social, el cual tiene entre otras las siguientes atribuciones: participar en la organización y velar por el buen funcionamiento del centro, ratificar la programación de actividades, calendario y distribución del espacio en el centro para un período determinado previo informe al coordinador-director del centro y proponer las mejoras que estimen convenientes para la utilización del centro social y para fijar las prioridades de uso del mismo.

 

El Centro Social debería fomentar el acercamiento de las personas a los bienes culturales y a una ocupación enriquecedora del ocio y tiempo libre, favorecer dinámicas de participación activa y democrática de los diferentes usuarios del centro coordinando las distintas entidades y grupos sociales presentes en el mismo, así como potenciar la integración comunitaria y poner en marcha actividades tendentes a favorecer las relaciones intergeneracionales.

 

En lugar de esto, nos encontramos con un centro social, en el que se impone un criterio único de utilización de las instalaciones, sin tener en cuenta a las asociaciones que tanto hacen día a día por aquellas personas que más lo necesitan. Queremos que este equipo de gobierno de las explicaciones oportunas sobre las decisiones tomadas, y sobre los planes que tienen para el centro social. Y el lugar para hacerlo es el consejo de centro.