IGUALDAD CELEBRA LAS PRIMERAS MERIENDAS IGUALITARIAS DE EL CAMPELLO IGUALDAD CELEBRA LAS PRIMERAS MERIENDAS IGUALITARIAS DE EL CAMPELLO

IGUALDAD CELEBRA LAS PRIMERAS MERIENDAS IGUALITARIAS DE EL CAMPELLO

Martes 26 de Noviembre del 2019
Versión en PDF
Un interesantísimo encuentro, enmarcado en el “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres”, que puso de relieve el camino a recorrer hasta lograr la plena igualdad, así como las dificultades adicionales a las que se enfrentan las mujeres gitanas.

La concejalía de Igualdad, cuya titularidad es de Mercé Pairó (Cs) celebró ayer, lunes 25 de noviembre de 2019, en que mundialmente se conmemoraba el “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres”, las primeras “Meriendas Igualitarias de El Campello”, en el Centro Social “El Barranquet”.

 

Con esta actividad, la concejalía cierra cinco días repletos de actividades de concienciación a favor de la Igualdad y en contra de la violencia machista. Conferencias, charlas, representaciones teatrales, concentraciones, coloquios con los alumnos de los Institutos de Secundaria de la localidad, marcha solidaria y, como colofón, esta merienda igualitaria.

 

El encuentro, moderado por la edil de Igualdad y con la presencia como ponentes de la técnico de la citada concejalía, Mª José García y la terapeuta ocupacional, graduada en intervención social  y miembro de FAGA (Federación Autonómica de Asociaciones Gitanas de la Comunidad Valenciana),  Mª Félix Rodríguez, ha versado sobre el origen de la grave problemática que supone la desigualdad, “cuya máxima perversión encontramos en las 51 mujeres asesinadas durante este último año a consecuencia de la violencia machista”, ha afirmado Mercé Pairó.

 

EL ANDROCENTRISMO COMO ORIGEN DE LA DESIGUALDAD

 

Por su parte, Mª José García, ha puesto de manifiesto la importancia de no buscar culpables en el origen del machismo y su peor consecuencia, la muerte de las mujeres. “Es el patriarcado, el androcentrismo, el mundo y la sociedad que gira entorno a esa mirada únicamente masculina. El antídoto es el  del feminismo frente a ese veneno que inyecta el machismo”, ha afirmado la técnico.

 

Además, ha hecho hincapié en el hecho de que “hay muchas clases de feminismo porque hay muchas clases de mujeres y es normal que cada una intente luchar  a su manera, pero por un objetivo común, por la igualdad entre los hombres y las mujeres”. Y para ejemplificar que aún estamos lejos de alcanzar esa equidad lanzó al auditorio  una pregunta referida a cuáles son los síntomas de un infarto de miocardio, a lo que el público respondió enumerando la sintomatología propia de esa afección en los hombres y, que en las mujeres, presenta otras características.

 

LA SORORIDAD

 

A continuación, Mª Félix Rodriguez, centró su discurso en las enormes barreras con las que se encuentran las gitanas para ser feministas o a la hora de poder manifestar su igualdad. Además, se hizo eco de las palabras de la técnico de Igualdad en las que mostraba no el afán de buscar un culpable, sino al patriarcado “como un sistema de opresión en el que unos son los privilegiados y otros los oprimidos”.

 

Por este motivo, destacó la importancia de la “sororidad”, como una hermandad, “una alianza para que las mujeres racializadas puedan alcanzar un feminismo igualitario y, para ello,  necesitamos ser aliadas entre nosotras, porque la imagen de la mujer gitana no deja de ser una construcción social, histórica, invisible”, afirmó Mª Félix.

 

Además, la ponente, para ejemplificar su exposición, se refirió a la obra “La Gitanilla”, de Miguel de Cervantes, una novela corta publicada en 1613, que inauguró su colección de relatos breves “Novelas Ejemplares”. “Pocos conocen que Cervantes tenía un tío que era gitano. Él estaba enamorado de su prima, Martina, pero ella no lo quería”, narró la ponente.

 

Y continuó relatando que aunque el autor se había criado con los gitanos, la imagen de “La Gitanilla” en la obra es la de una persona buena, porque finalmente, en el desenlace de la novela, el autor nos descubre que la protagonista no es gitana, fue robada por los gitanos;  y la narración finaliza con el feliz matrimonio de ésta con un noble. Un casamiento entre iguales”, referenció la terapeuta.

 

Con esta interesantísima ponencia y punto de encuentro de reflexión la edil, Mercé Pairó (Cs), dio por finalizada la primera “Merienda Igualitaria”, no sin antes manifestar su deseo de que fuera la primera de muchas, “independientemente de la moderadora, en las que poder charlar, debatir y reflexionar sobre cuál es el sendero correcto a recorrer para que la igualdad efectiva entre hombre y mujeres sea una realidad y no un objetivo”, finalizó.