"Aunque nadie puede volver atrás y hacer un nuevo comienzo...cualquiera puede comenzar ahora y hacer un nuevo final."



El secretario autonómico de Cultura, A. Gerona y la directora general de Cultura y Patrimonio, C. Amoraga, visitan el yacimiento de Aig¨es Baixes

Jueves 17 de Septiembre del 2015

Versión en PDF
La cita ha estado guiada bajo el equipo de excavación y han estado presentes también el alcalde Benjamí Soler, la edil de Cultura, Mari Carmen de Lamo, el edil de Deportes, David Ramírez y el edil de Fiestas y Tradiciones, David Alavés

El secretario autonómico de Cultura y Deporte, Albert Gerona, la directora general de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga, y el director general de Deporte, Josep Miquel Moya, visitan el yacimiento de Aigües Baixes de El Campello. La cita ha estado guiada bajo el equipo de excavación y han estado presentes también el alcalde Benjamí Soler, la edil de Cultura, Mari Carmen de Lamo, el edil de Deportes, David Ramírez y el edil de Fiestas y Tradiciones, David Alavés.
 
En el año 2003 se descubrió el yacimiento arqueológico de Aigües Baixes, situado junto a la desembocadura del Barranc d'Aigües, en la que se podían observar tramos de diversos muros de hasta un metro de anchura y en la que se descubrió cerámica común y pintada de época ibérica, así como fragmentos de ánforas ibéricas.
 
Dada la importancia del yacimiento, en el verano de 2013, se llevó a cabo una excavación arqueológica ordinaria financiada por el Ministerio de Economía y Competitividad y desarrollado en el Área de Arqueología de la Universidad de Alicante.
Se trataba, según los primeros datos sustraídos, de un pequeño recinto militar de los siglos V y IV a.C. dedicado a la vigilancia y defensa del ámbito costero del entorno de la Illeta dels Banyets del Campello, ocupado por una pequeña guarnición que controlaría el tráfico marítimo desde el Cabo de las Huertas, en Alicante, hasta la Serra Gelada de Benidorm; así como el paso hacia el interior por el Barranc d'Aigües.
 
Sin embargo, entre los meses de enero y febrero de 2014, alguien destruyó de forma ilegal el yacimiento arqueológico, arrasando con una máquina excavadora todos los muros y las estructuras descubiertas en la intervención arqueológica de 2013.
 
Tanto el secretario autonómico como todas las autoridades públicas presentes, advirtieron que no permitirán bajo ningún concepto actuaciones de este tipo, que destruyen un patrimonio cultural tan importante como el descubierto en el Barranc d’Aigües, así como sostuvieron la importancia de continuar con las excavaciones y su futura restauración con un fin científico y divulgativo.